CARENCIA DE SUEÑO Y MUSCULACIÓN

Por Julio Gutierrez (Educador Físico Gold´s Gym)

Cuando no se consigue  dormir el ritmo biológico se descarrila, hay desequilibrio hormonal, la testosterona en los hombres ve sus niveles reducirse de forma significativa (superando el 10 por ciento inclusive, hay estudios que reportan una disminución hasta del 30,4%). Esta disminución impide recuperarse de un entrenamiento debido a que la la síntesis de proteínas se ve reducida  y consecuentemente la hipertrofia muscular se verá comprometida.  

La carencia de sueño afecta certeramente a gran variedad de resultados metabólicos  tales como la alteración del control de la glucosa, cortisol anormal y, por supuesto, a un desequilibrio generalizado.

Respecto al metabolismo existen estudios que respaldan la idea de que una crónica y parcial pérdida de sueño puede aumentar el riesgo de obesidad y diabetes. Esto incluye cambios en la regulación de la glucosa por vía de la resistencia de la insulina, la desregulación del control neuroendocrino del apetito y/o el aumento del consumo de energía.

El sueño funciona como una especie de proceso restaurador y fortalecedor de la energía del  cuerpo, de los tejidos, la termorregulación y la función cognitiva; además, el sueño profundo es vital para maximizar el crecimiento o desarrollo psicofisiológico, así como su reparación. El dormir está reconocido como un componente esencial para la recuperación y el entrenamiento.

Otro punto importante es el estado de ánimo, que se muestra alterado de forma significativa respecto a la  confusión, el vigor, la  fatiga y en general, un estado de ánimo desajustado de forma negativa debido a la carencia de sueño. También puede afectar negativamente nuestro aprendizaje y memoria, además de su probabilidad de aumentar el riesgo de sufrir alguna lesión y cometer errores.

Bibliografia:

  1. Alhola P, Polo-Kantola P (2007) Sleep deprivation: Impact on cognitive performance. Neuropsychiatric Disease and Treatment 3:553–67.
  2. Blumert PA, Crum AJ, Ernsting M, Volek JS, Hollander DB, Haff EE, Haff GG (2007) The acute effects of twenty-four hours of sleep loss on the performance of national-caliber male collegiate weightlifters. J Strength Cond Res 21:1146–54.

Bosy-Westphal A, Hinrichs S, Jauch-Chara K, Hitze B, Later W, Wilms B, Settler U, Peters A, Kiosz D, Muller MJ (2008). Influence of partial sleep deprivation on energy balance and insulin sensitivity in healthy women.Obesity Facts 1:266–73.