Pérdida de grasa corporal

Por Valeria Vega (Nutricionista Gold´s Gym)

La grasa corporal es como la cuenta de ahorros de nuestro cerebro, por lo que perderla no es nada fácil, no se logra con pastillas, batidos ni cremas milagrosas. Es muy importante comprender que el cerebro se siente cómodo con la cantidad de grasa que tiene actualmente, por lo que perderla debe ser un proceso lento y seguro para que sea efectivo.

Cuando la pérdida de grasa es muy rápida el cerebro tiende a buscar mecanismos para volver a tener su cuenta llena, por lo que es muy frecuente que ocurran re ganancias de peso. Para disminuir la probabilidad de re ganancia es importante mantener el nuevo % de grasa por lo menos durante un año para que el cerebro pueda acostumbrarse y sentirse cómodo nuevamente. Por esta razón, la única forma de bajar la grasa corporal es con alimentación saludable y ejercicio diario.

¿Cuáles alimentos aumentan la grasa corporal? Se tiende a creer que son las grasas, pero esto no es cierto. La grasa corporal es acumulada cuando la insulina se encuentra en niveles muy altos, esta hormona incrementa con alimentos que aumentan el azúcar en sangre y también cuando hay un exceso de calorías en la dieta.

Las grasas no incrementan la insulina, por lo que consumir grasas en los alimentos no es la razón del almacenamiento de grasa corporal, pero el exceso de grasas alimenticias sí genera un exceso de calorías, ya que 1 gramo de grasa contiene 9 calorías mientas 1 gramos de carbohidrato contiene 4 calorías.

Para perder grasa corporal se deben evitar alimentos que aumenten mucho la insulina y moderar los alimentos que aporten exceso de calorías, algunos ejemplos de alimentos que se deben evitar son:

  • Repostería
  • Bebidas azucaradas
  • Postres
  • Galletas
  • Cereales de desayuno
  • Salsas (la mayoría contiene azúcar)
  • Aderezos (la mayoría contiene azúcar)
  • Comidas rápidas
  • Frituras

 

Para que el cuerpo pueda perder grasa de manera efectiva debe existir un aporte adecuado de todos los macronutrientes (carbohidratos, grasas y proteínas), la deficiencia o exceso de alguno de éstos puede generar que la pérdida no sea la deseada.